fbpx

La Cocha en Blanco y Negro

Por Mauricio Enrique Varona Albán

Mauricio nos presenta en esta crónica la realidad que viven algunos campesinos e indígenas en La Cocha, laguna ubicada en Pasto y llevada al olvido. 

Este proyecto lo vengo trabajando desde hace unos dos o tres años.  La Cocha es una laguna ubicada en el municipio de Pasto (Nariño). Declarada como humedal ramsar, siendo el primero ubicado en zona de páramo en la región Andina, ayudando al sostenimiento de estos frágiles ecosistemas. Por ser territorio ramsar, se debe respetar la vida en todas sus formas.

Pese a todo esto, es una región que ha sido golpeada duramente por la violencia tanto política (grupos guerrilleros), como por el narcotráfico y la delincuencia común.  Sumiéndola en la pobreza y el abandono por mucho tiempo por parte de entes gubernamentales. Esto ha generado la explotación de sus recursos de forma descontrolada, poniendo en riesgo su estabilidad como ecosistema. 

Hay muchas especies nativas extintas, la trucha reemplazó la especie de pez propio de la laguna, los árboles propios que mantienen el humedal han sido talados para la fabricación del carbón vegetal y para la construcción de viviendas de propios y extraños (lo cual esta prohibido y penalizado), remplazándolos con especies que poco a poco van secando el humedal al ser sembrados en la orilla de sus afluentes.  

Sin embargo, y a pesar de todo, el campesino de la región (muchos pertenecen al resguardo indígena) conserva sus costumbres y la entremezcla con las que han llevado los de “afuera”. Los campesinos se mueven entre lo pagano y lo religioso, entre su gastronomía y la trucha importada por colonos españoles, entre sus casas de barro y techo pajizo traído del páramo y las cabañas de madera introducidas por una familia Suiza, entre su chicha y los hervidos y el vino llevado por los foráneos. El hervido es una bebida que se hace con jugo ácido, aguardiente y alguna hierba aromática; este se sirve caliente. Además, siembran cebolla y papa, que les da algo de sustento alimenticio.

Esa es la verdadera cocha que dejó la colonización, la violencia y el narcotráfico. Donde la tierra vale más que en la ciudad, donde las comunidades veredales se quedan sin agua en verano, donde la agricultura se hace en pequeñísimas parcelas, donde los caminos llegan a ciertos lugares, donde los carros se remplazan por canoas. Donde la mayoría son desplazados que volvieron a rescatar sus tierras. Donde se vive del turista al que se le muestra una imagen muy diferente. Esa es la Cocha que se quiere rescatar……Esa es LA COCHA EN BLANCO Y NEGRO…