Villa de Leyva [mágica]

“Vive en una gran ciudad alguna vez, pero vete antes de endurecerte. Vive en el campo alguna vez, pero vete antes de ablandarte”  -Mary Schmich-

Caminar por la Villa de Santa María de Leyva es viajar por el tiempo hacia el pasado. Es olvidarse de que el mundo existe y entrar en un especial estado de abstracción que conecta casi de manera perfecta con el misticismo propio de los pueblos de Boyacá.

Me declaro un ser enamoradizo de este tipo de lugares tan llenos inocencia y sencillez desbordante,  de  pequeñas cosas y detalles que van apareciendo en el camino como promesas de felicidad eterna, quizás por eso me pregunto cada tanto ¿que tiene que envidiarle una gran ciudad a un pueblo como este? ¿a donde nos ha llevado el “progreso”?.

No entraré a hacer una crítica amarga sobre la tecnología y el mundo moderno mientras por otro lado disfrute de sus mieles (casi nunca suelto mi iPad y bendigo a la internet que me permite hacer que los kilómetros que me separan de mis padres o mi novia se diluyan en el espacio), sin embargo, hago esta reflexión a manera de invitación a una búsqueda de equilibrio ya que no siempre es fácil saber cual es el momento de escapar y cuando es tiempo de volver.

Os dejo con esta serie de imágenes las cuales tomé en el fascinante reino de Villa de Leyva, esperando contagiarlos  un poco de su luz. (Entrada originalmente publicada en rafaelsanz.net)

 

Villa de Leyva - rafael sanz 1

 

Villa de Leyva - rafael sanz 4

 

Villa de Leyva - rafael sanz 6

 

Villa de Leyva - rafael sanz 7

 

Villa de Leyva - rafael sanz 2

 

Villa de Leyva - rafael sanz 5

 

Villa de Leyva - rafael sanz 3

¡Comenta!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: