fbpx

¿Velocidad de obturación o tiempo de exposición?

Te explicamos la diferencia entre velocidad de obturación y tiempo de exposición, cómo llamarlo correctamente y para qué sirve.

En el mundo de la fotografía se ha generado una gran controversia con el uso de los términos velocidad de obturación tiempo de exposición como si fueran sinónimos. Pero, ¿por qué se generó está confusión?, ¿cómo se le debe llamar realmente?

En este artículo te explicaremos la diferencia que existe entre estos dos términos y cuál es su función en la fotografía.

¿Cuál es la diferencia?

Cuando se habla de velocidad de obturaciónsiempre se dan tiempos. Se da un número de segundos en los que el obturador se mantiene abierto para permitir el paso de luz al sensor (1/2000, 1/400, 1/25, etc.). Pero la velocidad no es eso, la velocidad es espacio dividido entre tiempo. Por este motivo, Cuando en una cámara pones una velocidad de obturaciónde 1/400 segundos no estás hablando de velocidad sino de tiempo. Tiempo de exposición para ser exactos.

Teniendo en cuenta esto, el nombre correcto de este control manual de la exposición de tú cámara es tiempo de exposición. La confusión se dio gracias a que el encargado de permitir que la luz llegue al sensor es el obturador, el cual se abre y se cierra más rápido o más lento según la cantidad de tiempo que necesitas para hacer una determinada toma.

 ¿Qué es el obturador?

El obturador es un dispositivo mecánico situado delante del sensor, encargado de controlar el tiempo durante el cual le llegará la luz a éste. El obturador está formado por dos cortinillas: una que se abre para iniciar la exposición y otra que se cierra para finalizarla; el espacio que queda entre ellas será por el que entre la luz. El tiempo durante el cual está abierto el obturador se llama tiempo de exposición.

¿Qué es el tiempo de exposición?

El tiempo de exposición es el encargado de determinar cuanto tiempo se dejará el obturador abierto para dejar pasar luz al sensor. Por lo tanto, el tiempo de exposiciónimplica dos aspectos:

Entrada de luz: cuanto más tiempo está abierto el obturador o, dicho de otra forma, cuanto más lento es el tiempo de exposición, más luz entra al sensor. Y viceversa, menos tiempo, menos luz.

Captura de movimiento: durante ese tiempo que está abierto el obturador, no solo entra más o menos luz, sino que el sensor registra todo lo que está pasando por delante de la cámara. Si algo se mueve durante los 2 segundos que está abierto, captará ese movimiento. Y si es una velocidad muy rápida, por ejemplo 1/4000 segundos, lo congelará y grabará sólo ese instante detenido.

Tiempos de exposición en detalle

Como ya explicamos en el punto anterior, la duración del tiempo de exposición determinará la cantidad de luz que entra al sensor y la cantidad de movimiento que se captará en la toma. Por ello, es importante que veamos lo siguientes ejemplos: 

Tiempo de Exposición Corto (Velocidad de Obturación Rápida): en este caso el obturador se abre y se cierra rápidamente, haciendo que la luz entre al sensor por un breve lapso de tiempo. Por lo tanto, haciendo uso de un tiempo se exposición corto podrás generar una imagen estática, consiguiendo así congelar el movimiento. Esto sucede porque el obturador se abre y se cierra mucho más rápido que la velocidad con las que el sujeto se está moviendo. 

Tiempo de Exposición Largo (Velocidad de Obturación Lenta): en este caso sucede justo lo contrario. El obturador de la cámara permanece abierto más tiempo, lo cual implica que dejaremos pasar más luz al sensor de la cámara. Con este tiempo de exposición conseguiremos captar el movimiento producido por los objetos o sujetos que aparezcan en nuestra toma. Incluso la propia fotografía podría salirnos movida por el movimiento que causamos al pulsar el obturador, de ahí la importancia de utilizar un buen trípode para tiempos de exposición largos. 

Debes recordar

Es importante recordar que para lograr una buena toma haciendo uso de las propiedades que el tiempo de exposición te permite, debes tener en cuenta el triángulo de exposición, ya que es por medio de este que lograrás una buena exposición en tu fotografía. En otras palabras, cuando trabajas con el tiempo de exposición, siempre debes compensar con la apertura del diafragma y con la sensibilidad ISO para que tú toma no quede sobreexpuesta o subexpuesta


Aprende a manejar tú cámara en nuestro curso Nivel 1: Técnica Fotográfica

Conoce toda la información aquí: