); ga('set', 'forceSSL', true); ga('send', 'pageview');

Fotografía de retrato, ¿por qué hacerlo a blanco y negro?

Fotografía de retrato: ¿por qué hacerlo a blanco y negro?

Conoce las razones por las cuales capturar retratos a blanco y negro puede llegar a ser más interesante.

La fotografía de retrato ha sido uno de los medios más importantes de inmortalización de las personas. A través de ellos tenemos la oportunidad de conocer un poco de su esencia, personalidad, gustos y emociones.

El retrato a blanco y negro te permitirá añadirle a la fotografía complejidad y carga emocional, pues guiarás la mirada del espectador a los detalles y a las reacciones que deseas evocar. 

Aquí te damos razones por las cuales capturar tus retratos a blanco y negro.


Los ojos / La mirada

Los ojos son la parte más expresiva de la cara, por este motivo suelen ser el primer lugar de la fotografía a la que el espectador mira. Cuando capturas un retrato a blanco y negro los ojos adquieren aun más importancia, pues se resalta su brillo y expresividad.

Expresiones 

El blanco y negro te da la posibilidad de darle intensidad a las expresiones de las personas, pues la escala de grises invita a concentrarse en los detalles de la imagen. Por este motivo las expresiones pueden ser intensas, pues de esta manera podrás transmitir mucho más al espectador.

Texturas

Como ya hemos dicho antes, la fotografía a blanco y negro permite resaltar los detalles. Por este motivo, las texturas adquieren una mayor profundidad, permitiéndote capturar la esencia de tu modelo de forma más poética.

El entorno

Todo lo que rodea al protagonista de tu imagen hace parte de la historia que quieres contar. Debes ser muy cuidadoso al escoger qué elementos van a aparecer en la misma, pues el propósito es darle fuerza al sujeto principal. 

Alto contraste

Cuando capturas una imagen donde hay una profunda diferencia entre las luces y las sombras o entre claros y oscuros, se le llama alto contraste. En fotografías a blanco y negro esta estrategia te permite transmitir un mensaje más fuerte, pues el manejo de la luz y la sombra impacta al observador de una forma muy eficaz. 

Clave baja

A veces los retratos más sencillos son los más difíciles de capturar. Un fondo negro, la cantidad de luz apropiada y un modelo que logre evocar un sentimiento puede ser muy complicado. Para crear este tipo de retratos debes tener mucha paciencia, pero una vez lograda la imagen los resultados son sorprendentes.

Clave alta

La contraposición de la clave baja es la clave alta. En este tipo de retratos se busca darle prioridad a la luz, por medio del uso de un fondo blanco, aperturas de diafragma mayores y una fuente de luz más intensa que te permitan sobre-exponer algunas zonas.

Doble exposición

La creación de imágenes que contengan dos fotografías a la vez es una técnica fotográfica que amplia tu rango de posibilidades de creación, pues te permite contar más de una historia a la vez.

Cotidianidad

La vida cotidiana suele pasar por alto la mayoría de las veces. Al estar tan imbuidos en nuestro quehacer diario a veces olvidamos observar un poco más detenidamente aquello que nos rodea. El retrato a blanco y negro nos invita a detenernos y contemplar el día a día de una persona.


Si te interesa la Fotografía a Blanco y Negro tenemos un taller que quizá te podría interesar. Conoce toda la información aquí:

¡Comenta!

Los comentarios están cerrados.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: