Viviendo a 35º centígrados

Viviendo a 35º centígrados: Contrastes cotidianos

Por Alejandra Pérez 

Como antropóloga me pregunto por las características que el ser humano construye de sí mismo, de los suyos y de los demás. Me intereso por eso que cotidianamente hacemos: por las prácticas que nos identifican como individuos y como comunidad. Las fotografías del ensayo fotográfico: Viviendo a 35° centígrados, desarrolladas en el calor del desierto de La Tatacoa, son una búsqueda por comunicar la identidad colectiva de un territorio por medio de imágenes que se concentran en las paradojas o contrastes cotidianos que salen a flote en medio de las prácticas que convergen en la relación de los habitantes y los animales de pastoreo: corderos y chivos. El presente ensayo fotográfico consta, entonces, de una secuencia de imágenes que muestra el día a día de la familia Cleves Rivera durante las practicas del pastoreo y “la pelada” (sacrifico).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Comenta!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: