Una foto mal tomada

Una foto mal tomada

por David Rodríguez

Me encontraba  caminando por un recinto del museo nacional, en una práctica de fotografía. De repente, la luz me llevo a ella y ella fue la luz en aquel lugar. En mi afán de no dejar  pasar el momento –y sin la distracción de otro elemento– dispare, antes que mis pasos me anunciaran. (La fotografía,  es un disparo, el golpe reaccionario, ante la  vida que transcurre).

El momento fue muy cálido, reflexivo, en pocas palabras , conmovedor: Ella  sentada,  encerrada  en el mundo del  museo –que un día fue una cárcel– abierta a conocer mas de aquella tienda de descubrimientos. Esto fue lo que me lleno ese instante, ese fue su contenido. (La fotografía, es una petrificadora del universo, del tiempo y el espacio, de los sentimientos)

Esto fue muy escuetamente lo que paso por mí en ese instante, al cabo de unas horas vi la foto, me impacto, evoco los mismos sentimientos y un poco mas,  ¡ya que  se inmortalizo!, se retrato,  quedo grabado en luz, en líneas, disposición, en elementos, en negros, blancos, grises, en manchas,  aquel instante. Luego, mi frustración técnica, llego rápido a la puerta, exigente,  con reproche, había un desenfoque, falto  encuadre (y mucho mas), pero no dejo de ser maravillosa para mi.

Pasado lo anterior, tome esta experiencia para pensar, ¿Para mi, qué es  fotografía?, es un arte, dije, técnico, sensible, como todo arte lleno de contenido, es el formato “35mm”  de la vida, ya que esta ultima son muchas instantaneas que pasan continuas y dinámicas, y con una foto queda una de ellas atrapada, por un ojo seducido, por un espíritu cautivado, por un intelecto curioso, por la emoción de lo perenne. Una foto está llena de contexto, de planos, de elementos, que crean un espacio sinérgico de análisis del  mundo, donde convergen nuestras percepciones, nuestros sentidos y su sentido,  significados e ideas. La fotografía es un lenguaje, que nos llega a comunicar  y  nos comunicamos a través de ella,  lenguaje dado en sí mismo cuando la foto es revelada.

Como todo en este mundo la fotografía  parte de nuestra necesidad de aprehender, entender, representar, modificar, matizar lo que percibimos. Con ello  creamos la técnica fotográfica, quizá la fotografía como un arte  surgió en la ciencia, pero como arte es humano y siempre tendrá un  trasfondo, constituido y forjado por nuestra forma de pensar, de ver, de ser sensible. Además, es un arte que habla de nosotros , una foto de una persona, en buena parte es una foto de nosotros mismos, Una foto de un paisaje, habla de nuestra naturaleza, una foto de las estrellas habla de nuestro pasado, un reportaje  nos retrata en como nos comportamos, nos vemos en las fotos, nos perpetramos en lo que nos provocan

Una buena foto esta dada por una buena técnica fotográfica  y para aprender de técnica la  información hoy esta al  alcance de todos. Pero ¿Qué hace la diferencia en una foto, la técnica o su contenido? , Mucha técnica es eso, solo técnica, en cambio  el contenido,  la visión  personal  en  una foto, la vista pensante, la visión sensible,  que se congelo en una imagen, un punto de observación único, que  a la larga logra cautivarnos con ese trasfondo, y dado lo anterior para mi ese fondo es  primero, es el huevo antes que la gallina, contenido antes que técnica, no es tanto como lo escribes, es lo que comunicas.

Pero lo anterior no es suficiente, no  es el mero fondo, no solo es nuestra mera sensibilidad y percepción, podemos decir que damos sentido y valor a todo, entonces ¿Cómo transciende una fotografía?....Como Arte, sin hacer una definición de que es arte, encontramos que en las expresiones artísticas  convergen la técnica,  parámetros de armonía, intelecto, emociones,  ideas, espíritu, y en una  combinación, coherente, franca, hacen que surjan en nosotros  la admiración de belleza y  una profunda reflexión (técnica y contenido)

Una fotografía puede ser simplemente un proceso para captar una imagen. Si tiene un contenido, es un retrato de un instante de nuestra vida y eso ya es valioso, si hay una técnica, unos parámetros de armonía, ese contenido, esa visión  será mas que  visible, se sentirá, y así podrá evocar una reflexión, una emoción  mas profunda, por que como dije, algo de nosotros  esta en una foto, y quizá al contemplar una foto no vamos hacia ella si no ella entra en nosotros.

Para finalizar diría que  antes de disparar observemos,  miremos y sintamos con  detalle, seguro cada vez más nos encontremos con instantes memorables, antes de fotografiar un atardecer, sintámoslo y vivámoslo, quizá la foto no sea de la puesta del sol, si no de nuestra mirada en el.

Por ahora no es que prefiera tomar malas fotos, ahora deseo encontrar mas instantes y momentos,  como la tranquilidad de la ondas en el agua, una silla solitaria a la espera de compartir su lugar, cada vez  tomar fotos mucho mejor, para que esos instantes se carguen y se llenen bellamente de lo que me significo ese instante, corresponder al contenido con una excelente técnica  y así,  también,  tengan la capacidad de llevarlos a otros ojos… ¡y que sean lenguaje!

Una foto mal tomada

DSC_0267

DSC_0282

DSC_0188

DSC_0225

¡Comenta!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: