Un lugar para prolongar la vida

Un lugar para prolongar la vida

Por Sandra Cifuentes

Constantemente estamos preocupados por un sinnúmero de cosas sin valor suficiente pero que desafortunadamente son la excusa perfecta para que la vida nos pase "por encima" y no disfrutemos de cada suspiro que nos regala el destino como la reunión, el informe que debemos entregar o las horas que pasamos en los chats, redes sociales mientras así se nos pasan los días, las semanas, los años.... ¡la vida misma!

image

¿Cuantas veces en en medio de todo ese afán constante, nos tomamos un minuto para llamar a un ser querido o dar un abrazo a una persona amada? ¿Cuantas veces nos tomamos el tiempo suficiente para tomarnos un café disfrutando de su aroma o para hacer algo lindo por alguien? ¿Cuanto hicimos por nosotros mismos?

image

Contradictoriamente a todo este tiempo dedicado a todo menos a lo que realmente importa, nos llega un momento en el que sentimos afán infinito por detener el tiempo, por prolongar la vida y luchar contra lo inevitable.

image

Buscamos por todos los medios hacer lo que no hicimos mientras nos sometemos a los maltratos de los más fuertes tratamientos médicos que aunque buscan prolongar la vida, muchas veces se convierten tan solo en "auto ataques" a nuestro propio cuerpo.

image

Pero ojo: ¡Es urgente hacerlo! ...o no nos alcanza el tiempo para abrazar, para reir, para decir te quiero sin sentir vergüenza... para contemplar un amanecer sin la angustia de llegar tarde, para llorar por lo bueno y por lo no tan bueno... para sentir...    ¡Para VIVIR!

¡Comenta!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: