¡Necesitaba una lampara!

¡Necesitaba una lampara!

por Marcela Samudio

En uno de esos bellos arranques de días inesperados, remodelé mi cuarto. Durante el proceso —sin querer— rompí la lámpara que por tantos años me había acompañado en las noches de lectura. Acostumbrarme a la luz incandescente de los bombillos normales fue difícil para mí.

Por esas casualidades de la vida, en la universidad teníamos que tomar alguna electiva y como jamás me llamo la atención practicar algún deporte decidí enfocarme en manualidades o en música, razón por la que me llamo la atención una electiva llamada Kirikomi.  Por un momento pensé que era alguna práctica loca creada por japoneses. Pero no, para mi sorpresa es una técnica que consiste en cortar y unir diferentes formas utilizando una lámina de polipropileno, sobre este dibujas una serie de formas que luego cortas y comienzas a armar hasta obtener una figura.

Así pude obtener de nuevo mi lámpara, y en dado caso de que la publicidad o la fotografía no me funcionaran, ahora sé que podré dedicarme a hacer lámparas basadas en la técnica del kirikomi.

1.Dibujar una forma

1.Dibujar una forma

2. Recortar la forma prediseñada

2. Recortar la forma prediseñada

3, Armar la figura

3, Armar la figura

Armado segunda figura

Armado segunda figura

Resultado Lámpara 1

Resultado Lámpara 1

Resultado Lámpara 2

Resultado Lámpara 2

¡Comenta!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: