Mariel Clayton – Muerte de Plastico

Muchos conocemos a Barbie, el icono de las niñas, la mujer perfecta, la que lo puede hacer todo. Barbie, la que es doctora, veterinaria, bailarina, hada, princesa, estrella de rock. La conocemos, pero lo que no conocemos es su lado oscuro, ese lado que Mariel Clayton nos muestra con sus fotografías.

¿Qué hizo Mariel Clayton?

Mariel Clayton realmente no recuerda cuando tuvo su primera Barbie, aunque comenta que es muy probable que haya sido a los 6 o 7. Intrigada por todo lo relacionado con la sociopatia y con como no corresponde la fachada con el interior, Mariel considera que que Barbie siempre ha sido idolatrada como la utopía de la mujer perfecta o más bien el como debe ser una mujer “dulce y dócil”, para ser Barbie necesitas un oceano de peróxido y 27 cirugías y para Mariel eso es lo peor que puedes darle a tus hijas para seguir .

 

Desde el punto de vista de Mariel, Barbie ha sido tan perfeccionada que ha llegado al punto en el que no tiene ninguna personalidad en absoluto, por lo que la fotógrafa pensó que sería la modelo perfecta para explorar esa idea de que la maldad es algo oculto. Para Mariel, Barbie lejos de ser una Diva es simplemente la figura de una persona exigente, mandona y mimada, alguien que trata mal a la gente, porque cree que eso mejores o al menos es una parte que la fotógrafa ha tomado para sus creaciones.

Mariel indica que para ella Barbie simplemente tiene ropa y accesorios y es el mensaje que da a las niñas, que ser una niña es maquillarse y lucir bonita, jugar en la cocina y cambiar outfit para que Ken piense que eres bonita. Desde ese punto de vista la primer fotografía que realizó era de Barbie después de suicidarse en la tina porque Ken la había dejado por otro hombre, el fin de alguien malvado. Después fue Barbie matando a Ken, tal vez solo por diversión, ya que detrás de esa sonrisa y ojos vacíos Mariel ve una sociopata como cualquiera de la vida real y eso es lo que hace de Barbie la modelo perfecta, su dulzura y maldad.

Algunas veces Mariel puede ver la escena en su cabeza, hasta el más mínimo detalle y de ahí solo queda recrearlo. Otras veces compra miniaturas nuevas y es así que le llega la inspiración, piensa como le gustaría que Barbie usará ese accesorio, lo más raro que se le ha ocurrido es una mañana que despertó y pensó “Ken, penetrado por el dildo del robot de Barbie que se safó y lo pincho en la pared”, Mariel Clayton dice nunca haber soñado con gatitos, flores y arcoiris y esa es la razón por la que sus imágenes son tan buenas.

 

Originalmente publicado en neostuff.net

¡Comenta!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: