Mao Orozco

Mao Orozco

"Con la fotografía soy un aprendiz despistado al que su juego de disparos luminosos lo pone en evidencia, lo deja viajar sin maletas, le comparte amores ajenos y sonrisas eternas.

Siento que algunas fotografías prevalecen, otras crecen, se transforman, viven y que yo vivo con ellas, no quisiera hacer nada más que vivir de la emocionante magia del día de la boda, de las muecas legítimas de los niños y de la energía nerviosa y planificada de los retratos.

Me encanta la fotografía de bodas y para mí los novios son, fotográficamente, las piezas de una puesta en escena a toda velocidad, la novia es toda una muñeca de la que puedes tomar prestado el brillo de su belleza e ilusión y ponerlo en las capturas que al final serán el reflejo de toda una ocasión llena de todos los sentimientos del ser humano; El novio es el caballero que, a pesar de los años, sigue temiendo por su abandono, por su espera interminable de 3 minutos para ver entrar a la novia al son de la marcha y con revoluciones cardiacas de sobra."

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

¡Comenta!

Los comentarios están cerrados.