El último hogar

El último hogar

por Marcela Samudio

 

Hace varios años conocí a Gloria Franco dueña del Hogar Geriátrico "Mis Abuelitos" ubicado en el barrio La Floresta y hasta el día de hoy mantengo una buena relación de amistad con ella y con Elizabeth Anacona enfermera del hogar. Fuera del lazo de amistad que hemos forjado, la vida nos llevó a encontrarnos y a compartir la labor geriátrica que por 8 años forjo parte de mi vida y me guío a cumplir varias metas.

Elizabeth, auxiliar de enfermería oriunda de la ciudad de Popayan - Cauca, llego hace dos años y medio a Bogotá para trabajar en el hogar, ella nos cuenta un poco de su trabajo diario y  el trato que mantiene con los abuelos del hogar.

P: ¿Porque estudiar enfermería y especializarte en el área geriátrica?

R: La oportunidad de estudiar enfermería me la dio mi mamá, ella pago mis estudios y me apoyo durante el transcurso de ellos. Desde que estudie me gusto trabajar con abuelitos así que decidí buscar trabajo en esta área, pero en Popayán no habían muchas oportunidades y tampoco pagaban bien, así que busque trabajo en Bogotá y me contacte con la señora Gloria a través de un aviso clasificado de la página de internet de El Tiempo, ella me recibió y me vine a trabajar a Bogotá.

P: ¿Qué es lo más te gusta y lo más difícil de trabajar con Abuelos?

R: Es hermoso tratar personas de esta edad, inspiran ternura y varios de ellos están abiertos a realizar diferentes actividades, son como niños solo que con una edad diferente. Lo más difícil son los cambios emocionales y de comportamiento en un momento están bien y en cuestión de horas tienen recaídas alusivas a su enfermedad no te reconocen y se comportan en muchos casos agresivos.

P: ¿Cómo es el trato entre enfermera y abuelos?

R: Muchas veces es tensionante pero otras es veces es normal, en el sentido que hay un vínculo de respeto entre ellos y yo. Uno se ríe y disfruta con ellos pero muchas veces hay que poner una barrera en cuanto al respeto porque o sino tienden a manejarte y a hacer lo que ellos deseen por eso se debe tener un límite en la confianza que les brindas.

P: ¿Cómo es la labor diaria en el hogar?

R: En la mañana estar pendiente del aseo personal de ellos, luego asistirlos y estar pendiente del desayuno, las medias nueves; después se realizan actividades juegan lotería, domino, pintan,  realizan manualidades, dependiendo del clima también salimos a caminar. Luego llega la hora del almuerzo; en la tarde descansan, algunos duermen otros ven televisión y en la noche se alista la cena y se acuestan a dormir. Durante la noche hay que estar pendientes de ellos si tienen alguna recaída y moverlos de posición para evitar ulceras.

P: ¿Que nuevas cosas has aprendido durante tu tiempo trabajando aquí?

R: He aprendido a tener paciencia, mientras tu estudias tienes compañeras que te ayudan, profesores que te enseñan y orientan. En cambio en el hogar ya eres responsable de una vida y de lo que le pueda pasar al adulto mayor.

P: Durante el transcurso de los dos años y medio que llevas en el hogar que has aprendido de los abuelos.

R: A ser más alegre, ellos irradian alegría, ya no tienen preocupaciones y la mayoría del tiempo están relajados así que siempre te regalan una sonrisa, un abrazo lo cual se impregna en uno y hace que la labor diaria sea más agradable y acogedora.

P: ¿Que enseñanza te ha dejado este trabajo?

Es algo muy bello poder ayudar a alguien, personas como los abuelos que muchas veces son indefensos, el objetivo principal es brindarles mucho amor, tenerles paciencia, mantener una dedicación y atención constante a sus enfermedades que algunas veces la familia no puede brindarles.

Unión y ayuda

Unión y ayuda

Graciela y asistencia en las onces

Graciela y asistencia en las onces

Elizabeth y Luisa

Elizabeth y Luisa

Atención a Graciela

Atención a Graciela

Traslado de paciente

Traslado de paciente

Doña Luz

Doña Luz

 

Entrada al hogar

Entrada al hogar

Agradecimientos a Gloria Franco, Elizabeth y todos los abuelos del hogar que siempre me reciben con un saludo, una sonrisa y un abrazo.

Dedicado a Jose Joaquin, hermosa estrella fugaz.

¡Comenta!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: